marie-claire.es

Todo lo que debes saber antes de ponerte un DIU

Tanto el DIU Mirena como el de cobre son métodos anticonceptivos fiables

Laura DD Redactora

Hay ciertas cosas que debes saber antes de ponerte un DIU

El DIU es uno de los métodos anticonceptivos reversibles más eficaces que existen. Es una especie de paraguas pequeño de plástico, con forma de T y debe ser colocado en el útero por un ginecólogo. Si estás pensando en empezar a usarlo, hay ciertas cosas que debes saber antes de ponerte un DIU y después de colocártelo. 

¿Qué tipo de DIU elijo?

Lo primero que debes conocer es que hay dos tipos de dispositivo intrauterino. Ambos cuentan con una pequeña cuerda de la que el ginecólogo se ayudará para quitártelo cuando llegue el momento.

Los tipos de DIU se clasifican por la forma en la actúan para evitar el embarazo: con hormonas o sin hormonas. Por un lado están los de cobre (que pueden usarse hasta 10 años), que no tienen hormonas y matan el esperma por reacción de la espiral de cobre con el moco cervical. Por otro lado, están los de hormonas, frecuentemente conocido como el DIU Mirena, (dura aproximadamente 5 años) que liberan progestina para evitar el embarazo. 

A pesar de las diferencias que existen entre ellos, ambos son igualmente efectivos y cumplen el objetivo principal: prevenir embarazos.

Tipos de DIU

¿Qué debes saber antes de ponerte un DIU?

Para muchas mujeres el DIU es un método anticonceptivo desconocido que esconde falsos mitos, problemas, incomodidades… Sin embargo, es uno de los más fiables que existen ahora mismo y la opción de muchas mujeres que, por ejemplo, no pueden o quieren tomar anticonceptivos con hormonas. Por eso, a continuación repasamos todo lo que debes saber sobre él antes de tomar una decisión.

1. Es uno de los métodos más fiables que hay

El DIU es uno de los métodos más fiables que hay en este momento, además de no tener que estar pendiente de tomártelo para evitar embarazos (como es el caos de la píldora).

2. ¡Cuidado! No evita enfermedades de transmisión sexual

El DIU se recomienda cuando cuentas con una pareja estable a la que conoces y confías puesto que no evita enfermedades de transmisión sexual, como sí lo hace el preservativo.

3. Económicamente es rentable

Podrías hacer el cálculo de lo que puedes gastarte en preservativos al año o en píldoras. Según el tipo de DIU puede variar el precio y a esto hay que sumarle la inserción. Sin embargo, si tenemos en cuenta que dura varios años, a largo plazo es mucho más económico que los mencionados anteriormente.

4. Para todo tipo de mujeres

Antes se creía (y se recomendaba) que las mujeres sin hijos no se implantaran el DIU, era mejor si habías sido madre. Sin embargo, a día de hoy no hay ninguna razón contundente para afirmar esto y es un método que se recomienda en mujeres y jóvenes.

5. La implantación suele ser incómoda

No suele durar mucho tiempo aunque depende de la capacidad de la paciente para aguantar la implantación. Hay quien dice que duele y otras que molesta, pero lo cierto es que tanto en el momento de la inserción como en los primeros días después es posible que sientas calambres y hasta puede que tengas sangrados. Los síntomas irán remitiendo cuando tu cuerpo se acostumbre a él.

Qué hacer antes de ponerte el DIU como método anticonceptivo

6. No tiene efectos en la fertilidad

Debes tener muy claro que, desde el momento en el que te retiras el DIU, el riesgo de embarazo vuelve, puesto que no interfiere en tu fertilidad.

7. ¿Se nota?

No, o al menos no en la mayoría de los casos. En algunos puede que tu pareja sienta alguna molesta y tengas que pedirle a tu doctor que corrija los problemas. En lo que respecta a ti y tu cuerpo, durante los 3 primeros meses el DIU corre riesgo de moverse o salirse y, por tanto, dejar de hacer su función anticonceptiva. Por eso, es importante la autoexploración (tal y como te indicará el médico). 

¿Y después de ponerte el DIU?

Ya tienes tu DIU colocado pero, a partir de ahora, también hay cosas que debes saber. Es posible que tras hacerlo notes dolores porque el útero intentará expulsarlo. La duración de estos es relativa porque varía según el tipo de mujeres. A algunas les dura unas horas y a otras varios días.

Es aconsejable evitar las relaciones sexuales o los baños en la piscina en los primeros días tras ponerlo. Durante los primeros meses debes autoexplorarte como te indicará el médico para comprobar que el anticonceptivo no se ha movido de donde debería estar.

Es posible también que puedas tener sangrados o cólicos 1 o 2 días aunque si los síntomas persisten, no dudes en acudir al médico. 

Ad