marie-claire.es

Dolor de espalda en la parte alta: causas y tratamiento

Esta zona tiende a acumular dolencias por un estilo de vida demasiado sedentario

Redactora

Dolor en la parte superior de la espalda: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

El dolor que se concentra en la parte superior de la espalda se encuentra comprendido entre la zona cervical y la zona lumbar. Las dolencias afectan a las llamadas vértebras dorsales o torácicas que residen en la parte central de la columna vertebral. A nivel general, el dolor en la espalda aparece cuando alguno de los ligamentos o músculos que se encuentran pegados a las vértebras se lesionan ya sea por una mala postura, un uso excesivo de la zona, un mal movimiento, una caída o un accidente. Es una zona que tiende a acumular dolencias por un estilo de vida excesivamente sedentario e, incluso, por todo lo contrario, es decir, cuando se trabaja cargando o lanzando objetos a diario.

Síntomas del dolor en la parte superior de la espalda

El dolor en la parte superior de la espalda no es tan habitual como la lumbalgia o el dolor en el cuello. Esto se debe a que los huesos en esta zona de la espalda no se flexional ni se mueven tanto como los huesos de la parte baja o del cuello. No obstante, trabajan junto con las costillas para mantener la estabilidad del cuerpo y para ayudar a proteger los órganos vitales, como el corazón y los pulmones.

Una forma muy común de sufrir dolor en la zona superior de la espalda es debido al padecimiento de la escoliosis. Esta patología produce una deformación en la columna vertebral durante el periodo de crecimiento que se da en la adolescencia. Por tanto, se puede dar un desequilibrio entre los músculos que conforman dicha zona y, en definitiva, generar dolor de forma frecuente.

Dolor de espalda parte alta

En lo referente a la sintomatología podemos encontrarnos con espasmos musculares, molestias al respirar profundamente, dolores agudos al movernos o cuando alguien nos toca la espalda e, incluso, al mover los hombros o doblar el cuello hacia delante.

Resulta habitual cuando se sufre una dolencia de este tipo acudir a un fisioterapeuta que pueda aliviar nuestro malestar a través de un masaje. No resulta una mala opción, pero resulta más prudente visitar a nuestro médico de cabecera para que valore los dolores y determine si hay que hacer pruebas en la zona para desestimar posibles lesiones que puedan empeorar en el futuro.

Los síntomas más graves que advierten de que necesitamos acudir a un especialista de inmediato incluyen debilidad en los brazos o en las piernas, entumecimiento u hormigueo en los brazos, en las piernas, en el pecho o en el abdomen y/o pérdida de control de los intestinos o de la vejiga.

Causas del dolor en la zona dorsal

Las causas más comunes que originan una dorsalgia (o dolor en la zona dorsal de la espalda) son las infecciones, las hernias discales y los aplastamientos vertebrales. Infecciones debido al contagio del virus del sida o la tuberculosis tienden a ser grandes creadoras de dolores en la zona superior de la espalda. Para diagnosticar dichos casos es necesario realizar análisis de sangre, cultivos y radiografías.

Las hernias de disco en esta zona de la espalda son muy poco comunes, en torno a un 0,5% de los casos diagnosticados. De aparecer, sería necesario un proceso quirúrgico para atajarla y curarlo ya que puede llegar a generar dolores muy fuertes. Por su parte, los aplastamientos vertebrales tienen su arranque en procesos que pueden ser benignos o malignos que hacen más quebradizas las vértebras torácicas. La osteoporosis, el alcoholismo, la toma continua de cortisona o la diabetes pueden ser causas de esta clase de aplastamientos.

En raras ocasiones, el dolor podría estar causado por otros problemas, como la enfermedad de la vesícula biliar. Afortunadamente, la vesícula biliar no es un órgano imprescindible para la vida puesto que la bilis tiene otras vías para llegar al intestino delgado. Por eso, muchos de los problemas relacionados con la vesícula se solucionan extirpándola.

Diagnóstico y tratamiento del dolor en la parte alta de la espalda

Tratamiento y consejos para aliviar dolor de espalda

Como ya hemos mencionado, ante un dolor en la parte superior de la espalda, lo más prudente y aconsejable es acudir a consulta médica. El profesional se encargará de valorar tus antecedentes de salud, tus síntomas y tu actividad física diaria. Después, es muy probable que te realice un examen físico y lleve a cabo una serie de pruebas como radiografías o exámenes de imágenes por resonancia magnética para averiguar o descartar si tienes una fractura en un hueso o una hernia de disco.

Una vez que se haya realizado el diagnóstico, el especialista pautará el tratamiento más adecuado para tu caso concreto. La mayor parte de las ocasiones este tratamiento incluye analgésicos para el dolor y medicamentos antiinflamatorios. El doctor también puede pautar otra serie de medidas como la aplicación de calor o frío en la zona afectada, la realización de ejercicio, rehabilitación o terapia manual por medio de masajes. Rara vez se emplea la cirugía para tratar el dolor en la parte superior de la espalda.

Consejos para aliviar el dolor de espalda en casa

Existen varias recomendaciones que puedes poner en práctica en tu propia casa para disminuir y aliviar tu dolor de espalda. Estas son algunas de ellas:

+ Descansa: si te duele mucho la espalda, no trates de forzarla. Tómate un descanso y cuando te sientas de nuevo preparada, retoma tus actividades con calma.

+ Utiliza una manta o almohadilla eléctrica o una compresa de hielo: el calor puede ayudarte a disminuir el dolor y la rigidez. El frío, por su parte, te puede ayudar a reducir la hinchazón.

+ Corrige tu postura: asegúrate de sentarte y de levantarte con una postura erguida. No encorves la espalda. Trata también de escoger la postura más adecuada a la hora de dormir.

+ Practica técnicas de relajación para reducir el estrés: los nervios y la ansiedad son los grandes enemigos del dolor de espalda. Prueba a poner en práctica técnicas de respiración profunda o meditación.

+ Realiza ejercicio: los ejercicios que estiran y fortalecen los músculos de la espalda, de los hombros y del estómago te pueden ayudar a mejorar la postura, a disminuir las probabilidades de tener lesiones y a reducir el dolor. En el video que te mostramos a continuación podrás ver unos cuantos. ¡Sencillos y eficaces!

¿Y tú? ¿Tienes dolor de espalda en la parte alta? ¿Te ha sido de utilidad ese artículo? Recuerda que si tu dolor de espalda se produce en otras zonas puedes ver los temas: dolor de espalda en el lado izquierdo o dolor de espalda en el lado derecho. 

  • Frases para valorar tu salud: ¡sonríe!
  • Frases para valorar tu salud: cuida tu cuerpo
  • Frases para valorar tu salud: valora tu vida
  • Frases para valorar tu salud: nada importa sino la hay
  • Frases para valorar tu salud: cambia tu estilo de vida
  • Frases para valorar la salud: párate y respira
  • Frases para valorar tu salud: ¡No al estrés!
  • Frases para valorar tu salud: Enseña a cuidarse a los tuyos

Las mejores frases para valorar tu salud

Ad