marie-claire.es

Crema facial para cada problema de la cara: arrugas, dermatitis, piel grasa...

Inés Torres Redactora

 Cremas faciales según objetivo

Para tratar adecuadamente nuestra piel lo más importante es conocer cuáles son las afecciones que sufre. Los problemas estético-faciales se dividen en dos áreas principales: Por un lado existen patologías (acné, dermatitis, psoriasis y piel sensible con rojeces) y por otro inestestismos, problemas estéticos como arrugas, flacidez, manchas.

Como una piel no suele tener sólo un problema, lo primero es analizar qué problemas tiene y clasificar el orden de prioridades,siendo siempre más prioritario abordar las patologías encuadradas en los problemas de piel más graves. Una vez paliados o controlados las patologías dérmicas podremos centrarnos en los problemas estéticos.

Cremas faciales para tratar los problemas de piel

Las patologías como dermatitis o psoriasis no tienen solución estética, ya que provienen de un desajuste del sistema nervioso central que se refleja en la piel con inflamación y enrojecimiento (en la dermatitis) o en la extrema desecación y descamación de la piel (psoriasis), pero en ambos casos podemos calmar y atenuar sus efectos.

También hay problemas que sí tienen solución a través de las cremas faciales y otros tratamientos como el acné y la piel sensible. En el primer caso eliminando la infección y regulando la grasa de la piel, y en el segundo activan la microcirculación sanguínea y poniendo activos calmantes y antioxidantes en la piel.

Una vez controladas las patologías podemos tratar los inestetismoa más comunes. Para tratar las manchas debemos ayudar a disolver el exceso de melanina y regular melanocitos. En el caso de las arrugas nutrir, hidratar y estimular la regeneración celular, y en el caso de la flacidez estimular la producción de colágeno y los fibroblastos, además de un desarrollo de la estructura muscular facial.

En cualquiera de los casos, siempre se debe de tener en cuenta el nivel de lípido en la piel, para clasificarlas entre pieles secas, grasas o hidratadas, y seguir el tratamiento adecuado a nuestras características para aumentar su efectividad.

Ad